Banner 468

...
Facebook
RSS

La Meta

-
Juan Pablo Giron Lingan




Según el físico Eliyahu Goldratt, en su libro “La Meta” el objetivo inicial de una empresa es generar dinero. Esto se entiende por generar un margen de dinero luego de cubrir todas las operaciones necesarias para existir.

Si bien pueden existir más objetivos, de mayor complejidad o de mayor valor social (como el bienestar de los empleados, ayuda social y otros), si una empresa no genera dinero suficiente para seguir operando no podrá lograr estos otros objetivos.

En este sentido entendemos que una empresa debe generar empleos bien remunerados, productos de calidad, y un entorno o estructura que beneficie a la sociedad; y esto se soporta en la generación de dinero. Aquí debemos recordar a aquellos “detractores del capitalismo” que si existen empresas “tiranas” (por decirlo de alguna manera), son el resultados de que aquellas personas que las dirigen no encuentran otra forma de generar dinero a costa de extremar estos otros factores como son sueldos bajos, sin beneficios laborales, pésimas condiciones físicas, etc.

Es por ello que debemos impulsar la creación de empresas que generen beneficios en todos sus ámbitos y debemos asegurarnos que esta nueva raza de “dueños” de empresas busquen estos objetivos. Ante esto se presenta la corriente de emprendedores, que busca generar nuevos empresarios, responsables con su entorno, imparciales y generadores de beneficios en todos sus ámbitos.

Esto es algo que no hemos inventando. Es algo que ya existe en todo el mundo. Me refiero a empresarios exitosos, responsables y justos que comentan haber podido lograr el éxito creando empresas responsables y justas, solidas y con un crecimiento sostenible. Empresas como Google (EEUU), General Motors (EEUU), Kola Real (PERU), Buenaventura (PERU), Volkswagen (ALEMANIA) entre otras han logrado consolidarse y genera beneficio en todo el mundo. (http://es.transnationale.org/)

No es una garantía, por otro lado, el que pagar altos sueldos garantice un gran desempeño, ni tampoco un horario de trabajo, o un ambiente físico, o muchas cosas que muchos sindicatos exigen. La única forma de lograr un optimo rendimiento en ello es que cada empresario identifique en su sociedad (entorno) la mezcla de factores que hará de su empresa una empresa “beneficiosa” para todos (sus empleados, sus inversionistas, sus familias, el gobierno, etc) y encontrar una sintonía entre ellos.

Por otro lado, Eliyahu Goldratt, nos propone en su libro una nueva forma de medir si una empresa está realmente acercándose a su meta. Aquí nos propone un cambio en la forma de pensar como medimos “el avance” de una empresa hacia su meta. Nos explica que tradicionalmente estamos acostumbrados medir factores “aislados” (como rendimientos por productos, costos de partes fabricadas, horas de trabajo, efectividad por persona y cosas similares) y que muchas empresas pierden la visión amplia de su negocio en estos factores “aislados”.

Nos recomienda empezar a pensar en forma de flujos y cambiar la visión de mediciones con una aparentemente simple ecuación. Nos habla del THROUGHPUT (que no tiene traducción literal al español) y la define como la velocidad a la que el sistema (o empresa) genera dinero a través de las ventas. Luego define el INVENTARIO, como el dinero “invertido” en comprar cosas para generar las ventas. Finalmente define los GASTOS DE OPERACIÓN como el dinero que se gasta en transformar el INVENTARIO en THROUGHPUT. Si ponemos estos factores en una ecuación tenemos lo siguiente, según Eliyahu Goldratt:

THROUGHPUT = INVENTARIO + GASTOS DE OPERACIÓN


Lo anterior genera, luego de identificar las relaciones entre estos factores con la variable de tiempo, una solución similar a una ecuación diferencial y con ello un nuevo mundo de posibilidades matemáticas, mucho más rigurosas y efectivas que las operaciones actuales tradicionales para poder medir si una empresa está logrando su meta o no. Sin embargo no nos interesa profundizar en esto por ahora.

De lo anterior es importante rescatar el concepto de medición del THROUGHPUT, que es una velocidad. Es decir ya no medimos factores fijos, si no una velocidad de crecimiento, lo mismo con los otros dos factores. Es importante recordar esto ya que muchas veces al realizar nuestros análisis de negocios, nos olvidamos que siempre medimos velocidades, dado que hacemos nuestro análisis para un espectro de tiempo (mensual, trimestral, semestral o anual) y obtenemos valores aparentemente “fijos”. Pero lo que realmente hacemos es medir velocidades de crecimiento. Sin embargo al fijar estos espacios de tiempo, perdemos la percepción real de si estamos creciendo o no.

Un beneficio que menciona con esta nueva forma de medir “el avance” de una empresa es que ya no existe la ambigüedad de saber si un “objeto” se considera como un gasto o como una inversión. Y es que parece que nuestro amigo Eliyahu Goldratt, al ser Físico, hace lo que parece natural; es decir aplicar la matemática, que un físico usa tradicionalmente para describir fenómenos “naturales”, para intentar describir “fenómenos de los negocios” y genera una ecuación diferencial que relaciones velocidades de crecimiento para poder identificar si una empresa se acerca o aleja a su meta (la cual se entiende por generar dinero básicamente para luego poder impulsar objetivos más complejos socialmente hablando).

Es así que debemos tener presente a qué velocidad crece nuestra empresa y como usamos eficientemente nuestras operaciones para poder saber a qué velocidad generamos ingresos por las ventas. Y es que en su libro Eliyahu Goldratt describe, como en una novela literaria, como un gerente de planta, enfrenta un problema, busca soluciones y encuentra apoyo en diferentes lugares para “re aprender” nuevas formas de mejorar y redefinir el cómo mide su avance hacia su meta inicial.

Una lectura obligatoria para todos aquellos que quieren hacer empresa y para quienes ya la tienen.

Fotografia: Juan Pablo R. Giron Lingan / Camino a dictar un curso de negocios para una comunidad campesina en Chachapoyas, la meta esta al final del camino y recorrerlo a una velocidad aceptable.

Leave a Reply