Banner 468

...
Facebook
RSS

Un equipo ganador, piensa como un equipo

-
Juan Pablo Giron Lingan


Siempre el egoísmo nos gana al momento de pensar en un equipo. A mi pensar es el principal factor que hace a un equipo fracasar. El resto de factores son importantes, pero con egoísmo nada funciona. Y es que puedes tener a los mejores profesionales, deportistas, políticos, empresarios, etc. en un equipo, pero si cada uno de los integrantes solo piensa en su beneficio personal el equipo nunca podrá funcionar correctamente y a todo su potencial.

¿Qué necesitamos para cambiar esto? Dejar de lado el egoísmo y compartir roles, responsabilidades y funciones con la confianza que cada integrante del equipo designado cumplirá su función con su mayor esfuerzo y dedicación. Para esto es necesario saber que todos somos importantes y que no hay mejor o peor miembro de equipo. Es necesario que la autoestima de cada uno de los integrantes se encuentre en un buen nivel, aceptable y que le genere la capacidad de desprenderse de la obsesión del reconocimiento.

Cuando tienes un equipo de personas que confían en sí mismas y que no necesitan el reconocimiento de los demás para sentirse bien, encontraras un equilibrio entre personas que comparten información, oportunidades y que además se ayudan mutuamente. Personas que confían en sus compañeros y que a pesar de cometer errores saben tomar acciones correctivas evitando enfocarse en buscar culpables y deslindar responsabilidades.

Lamentablemente nos han educado para buscar el reconocimiento en escalas de medición simples y egoístas. La medición de conocimiento personal o notas personales son un gran ejemplo de ello. Y es cierto que es la única forma de verificar si una persona mejora en cierto tipo de capacidades (aprendizaje, habilidades, conocimiento, etc.) pero al mismo tiempo esto nos genera una desesperación por ser el “primero” o “nro. 1”. Y esta desesperación muchas veces se transforma en una competencia desleal en donde vale todo para tener la mejor puntuación, dejando de lado la colaboración, el apoyo mutuo, la ayuda, y todas aquellas características que hacen de un gran equipo un gran equipo.
Si las personas desarrollamos la habilidad para intentar ser el nro. 1 en todo y la mayoría lo hace desesperadamente por que asocia esto a un reconocimiento social. ¿Cómo podemos formar equipos brillantes?

Es necesario trabajar primero la cohesión del equipo. El compartir como grupo de personas, el conocerse y aceptarse públicamente, luego de esto formar confianza entre los integrantes. Pero hasta aquí no hay nada nuevo. Lo nuevo pienso que debe ser trabajar la autoestima personal de cada integrante mediante el reconocimiento grupal, no bajo una escala de medición si no partiendo de las fortalezas y debilidades de cada integrante buscando reconocerlo por sus fortalezas y apoyarlo en sus debilidades.

Si todos hacemos esto lograremos un equipo que se apoye mutuamente ya que comparten debilidades públicamente conocidas que no necesitan esconder o tapar, al mismo tiempo consigues la confianza para dejar trabajar a las personas con mayores fortalezas en sus campos brindándoles la confianza necesaria para que se sientan reconocidos.

Y es que al final de todo la mejor recompensa no es una nota, una indicador o un % de retorno de dinero. Creo que la mayor recompensa en saber que todo el equipo confía en tus capacidades y te brinda libertad para explotarlas al máximo, buscando que cada integrante del equipo explote sus fortalezas en beneficio del grupo. Evitando así egoísmos que solo pueden generar fuerzas en contra del trabajo que desarrolla el equipo.

Un ejemplo muy simple pero conocido es el futbol. Muchas veces pensamos en por qué no jugamos buenos. La respuesta es que no tenemos un buen equipo. Algo similar a lo que sucede con Messi en la selección argentina y el equipo Barcelona. Recuerdo a un entrenador decir “en argentina cada quien juega para lucirse y que otros equipos los contraten, por eso no le pasan el balón a Messi… todo lo contrario en el Barcelona, en donde todos juegan y saben sus funciones en la cual Messi recibe el balón de la manera que la necesidad y esto funciona”

Y encontré un video en internet que me ayuda a remarcar esto mucho mas, con extractos de videos de juegos del equipo peruano de hace algunas décadas. En el podemos ver como se comparte el balón de una forma magistral y sumado eso a que cada miembro del equipo tenía un futbol pícaro y elaborado me recuerda al equipo Barcelona actual, solo que este equipo Peruano es de hace casi 40 años.

Necesitamos formar el pensamiento de equipo en la sociedad para compartir las oportunidades como se debe compartir el balón. ¿Tu que opinas?

Por cierto, ¿no son acaso movimientos de marinera y negroide los que usaban los jugadores peruanos en ese video? Podria ser una gran innovación para el futbol y made in Perú

2 Responses so far.

  1. Anónimo says:

    Felicitaciones por el blog! Si te interesa el emprendimineto también puedes ver algunos artículos en la página de TVPErú o en este portal para nuevos empresarios, www.mass.pe Éxitos!! - Germán

  2. Gracias German!!!

    Tambien visiten www.emprendedores.pe con buenas entrevistas en el portal!!!!

Leave a Reply