Banner 468

...
Facebook
RSS

Entendiendo la raiz de los Fracasos y Exitos de un Equipo

-
Juan Pablo Giron Lingan



Escucho a muchas personas exigir a los distintos seleccionados nacionales un mejor rendimiento. Empezando por nuestro complicado fútbol, pasando por nuestro esperanzados voley, llegando al box, la tabla de surfear, karate, y todo cuando es posible tener representantes. Pero me parece que algo evidencia esa exigencia que vive en la historia de las perdidas, lamentaciones y mediocridad.

Empezando por entender como es que se logran un buen rendimiento en cualquier actividad humana. Considero que para esto se necesita practica, esfuerzo y dedicación. Sobre todo teniendo en cuenta al rival o adversario.

Hablando concretamente del fútbol... Pues vanagloriamos a figuras de nuestros equipos locales, nos emocionamos con los clásicos del fútbol peruano o cuando por allí se gano un encuentro. Y vivimos restregando a los demás que nuestro equipo gano o subió en la tabla de posiciones locales, sin embargo olvidamos por completo ver si, comparadonos con otras realidades, aun nuestros equipos siguen siendo buenos.

Es fácil que en un mundo de ciegos, un tuerto llegue a ser rey. Y eso es lo que ha venido sucediendo por muchos años o décadas en el fútbol nacional. Hemos vivido pensando que tenemos una gran selección. Y llevamos tuertos a campeonatos mundiales donde todos tienen plenas habilidades desarrolladas en procesos de hasta diez años.

Es muy sabido que equipos de alto rendimiento fichan a sus jugadores desde que están en la escuela primaria. Esto genera que cuando llegan a las elección nacional de sus países logran una evolución profesional de al menos cinco o diez años. ¿En Perú? Obviamente esto es mucho mas corto. Y además el proceso es menos competitivo. Rodeado de alcohol, sexy y drogas gracias a nuestra frustración de ser alguien teniendo todo lo que se necesita para una bonita foto, pero no para un buen resultado.

Este gran proceso, que inicia en las pichangas escolares, solo nos entregan jugadores de bajo nivel y con poco rendimiento. Los POCOS buenos jugadores que tenemos son resultado de EXCEPCIONES a este proceso.

¿Como podemos tener un gran equipo así? La respuesta es obvia, es imposible.

Considero que cuando el fútbol se profesionalice, recibe podremos esperanzarnos entender una buena selección completamente y no solo algunos jugadores que resaltan por sus habilidades pero también por ser poquísimos.

¿Imaginas a un maratonista campeón mundial en juergas en discotecas con mujeres y alcohol todos los fines de semana? ¿Imaginas a Zidanne, Messi, Pelé y otros grandes en esas ruedas?. Es obvio lo que le paso a Maradona fuera de las canchas y como esto se evidencia en contraste de otros astros del fútbol que viven una vida ordenada.

Esto no pasa en el Perú y recién esta sucediendo. Creo que ese es el problema de nuestra selección. Si no tienes buena materia prima, cualquier producto será defectuoso, de bajo performance y calidad.

Si queremos un gran fútbol, debemos profesionalizarlo. En donde un jugador tenga un horario de "trabajo" y exigencias de salud y código de ética. En donde las putas no estén permitidas y el licor quede desterrado. Si estas dispuesto a esto, y mantenerlo por lo menos diez años para todos nuestros jugados (de todos los niveles en perú) tendremos jugadores para armar un buen equipo. Mientras tanto necesitaremos milagros y llevar al limite a los pocos jugadores que tenemos, dependiendo únicamente en darle la pelota a aquella solitaria estrella para que se encargue de todo, cuando la verdad es que el fútbol es un juego de once buenos y no solo de una súper estrella.

Fotografía: Tomada al Campeon del Rally Dakar 2011 Peru en la categoría de Camiones - Autor Juan Pablo R. Girón Lingán

Leave a Reply